MOMPRENEUR

Hola a todas!

Antes que nada me presento. Soy Fer. Soy mamá. Tengo tres hijos. Llevo seis años siendo madre y también llevo seis años tratando de encontrar un balance entre la increíble y exhausta maternidad y el afán de ser una mamá emprendedora.

El título al que seguramente no le encuentran ni pies ni cabeza, es lo que resume prácticamente mi día a día (ya lo entenderán después) y de una vez les digo que este gran encabezado a mi ni siquiera se me ocurrió. No soy tan creativa. Se lo debo a mi prima (que por cierto le aplaudo siempre su inteligencia).

Hago ropa para bebés y niños . Amo la artesanía textil de México y Agua de Chile es la marca que creamos mi hermana, dos primas más y yo.

Como mamá y como mujer emprendedora sentí la necesidad de abrir un espacio para hablar de mis experiencias, no porque sean importantes para el mundo, la verdad; sino porque sé que allá afuera hay muchas mujeres más que pasan por lo mismo y siempre resulta agradable leer y compartir experiencias similares.

¿Y por qué el nombre?

Pienso en el agua que pasa por mi casa como todo lo que pasa dentro de ella: las risas de mis hijos, los terribles berrinches, los momento de tranquilidad,  los momentos de desesperación, los momentos de felicidad y chile de mi corazón como el trabajo que me mueve, que me motiva y que le da ese balance a mi vida que, si, aveces me enloquece, pero la mayor parte del tiempo me da una tremenda satisfacción.

Seguramente muchas de ustedes se sentirán identificadas y otras no pero las invito a que continúen leyendo y a que por supuesto compartan ustedes también sus experiencias como madres y como emprendedoras, porque Madres: Qué difícil e increíble es este viaje de ser mompreneur.

 

5 Películas de niños que NO son Disney y valen la pena

Un nuevo mundo…

Las películas de Disney y más aún las películas de Pixar han formado parte de nuestras vidas y de la de nuestros hijos; no hay que negarlo, el contenido es amigable, la música es “pegajosa”, los colores son vivos, las texturas son casi reales y aceptémoslo, los personajes definitivamente atrapan a nuestros niños.

La idea de este artículo no es manifestar ningún radicalismo y decirles a todas las bellas madres: ¡Dejen de ponerles películas de Disney a sus hijos!,  más bien quiero presentarles una opción diferente para sus hijos, una opción de las que les prometo no se arrepentirán.

Nuestras tendencias de consumo de entretenimiento siempre se inclinarán hacia lo que produce nuestro país vecino, sin embargo vale la pena explorar el enfoque de otras culturas, pues de eso se trata esto de la educación ¿no?, de brindarles a nuestros hijos diferentes enfoques para que ellos a sus vez construyan una visión más global del mundo que les rodea.

¿Y Por qué?

Antes de colocarles una lista de las cinco películas que NO son Disney y que definitivamente valen la pena ver, me di a la tarea de reunir los principales mensajes de estas películas:

  • Enfatizan el rol de la mujer y su fortaleza para cambiar el mundo.
  • Plantean la relación y el respeto de las personas con el medio ambiente.
  • Son una obra de arte pictórica. Te llevan sin duda a una apreciación de los detalles desde un enfoque más natural, desde la pluma pues, y no desde el pixel.
  • Las historias son conmovedoras.
  • Defienden la bondad de la naturaleza y la inocencia de los niños.
  • Nos presentan temas reales que los niños asimilan de forma sensible y natural: Envejecer, Crecer, morir, decidir.

El contenido de estas películas que mencionaré sobrepasa por mucho esta lista pero las invito a que las vean, a que rompan con el prejuicio que se tiene y que las experimenten con sus hijos  estas maravillosas películas:

  1. Mi Vecino Totoro
  2. Kiki: Entregas a Domicilio
  3. El Castillo Vagabundo
  4. Nausicaa del Valle del Viento
  5. El Viaje de Chihiro

Listo, ya tienen cinco títulos increíbles que llevarán a sus hijos y a ustedes a experimentar algo diferente, las animo una vez más a romper esquemas y transmitirles a sus hijos este tipo de contenidos que créanme desbordan creatividad, imaginación y talento.